Un ataque contra todos los que luchan contra el Muro y la ocupación

El lunes, 4 de enero, en una audiencia militar en Ramallah, una corte israelí extendió la detención del defensor de derechos humanos Jamal Juma’ durante tres días más.  A pesar de estar detenido durante 20 días ya, ningún cargo ha sido levantado contra Jamal.

Una manifestación de solidaridad se había planeado por la audiencia de Jamal.  En adición, varios representantes consulares preocupados por la detención continua de lideres “anti-Wall” habían planeado concurrir la audiencia.  En respuesta, autoridades israelíes clandestinamente transfirieron el juicio de Jerusalén a la cárcel Ofer cerca de Ramallah la noche anterior y cambiaron la hora de la audiencia.

Pese a estas medidas, casi 50 personas obtuvieron acceso al tribunal, ubicado en una caravana provisional en la cárcel de Ofar.  Diplomáticos de Europa y otras partes del mundo, lideres de la sociedad civil palestina desde dentro de la línea verde, activistas israelíes e internacionales asistieron.
Previo a la audiencia, pudo Jamal dirigirse a la concurrencia, declarando, “Este caso no se trata de yo solo.  Es un ataque a todos los que luchan contra el Muro y la ocupación.”

Prosiguió en sus comentarios al juez, resaltando las condiciones atroces de su detención.  Enfatizó que las condiciones de detención están por debajo “de la dignidad humana”, causando y deteriorando problemas de salud de los detenidos.  Concluyó señalando su grilletes y su uniforme anaranjado – “iguales a los que utilizan en Guantánamo.”
Ningún cargo fue levantado en contra de Jamal.  Durante la audiencia, el juez entendió de los documentos del archivo secreto que pareció haberse acabado el proceso de investigación.  Además, el oficial de policía autorizado a explicar por qué la investigación requería tiempo adicional estuvo ausente, y Jamal subrayó que en los últimos 20 días ningún investigador siquiera ha hablado con él.  No obstante, el juez prolongó el periodo de interrogación por otros 3 días hasta una próxima audiencia el jueves, 7 de enero.

Este procedimiento kafkiano demuestra de manera contundente que la detención de Jamal Juma’ es intencionado únicamente a humillar el liderazgo palestino y en aras de inmovilizar la lucha popular de la sociedad civil palestina.

Fuera del tribunal, manifestantes se juntaban anteriormente en el día frente al portón del complejo carcelario, menos de 500 metros de la cárcel.  A pesar de intentos israelíes a socavar la manifestación, decenas de activistas, juntos con representantes de partidos políticos palestinos y sociedad civil, se plantaron frente al prisión de Ofar en Cisjordania.  Soldados empujaron para atrás los jóvenes de la entrada mientras manifestantes clamaban la libertad de Jamal, Mohammad Othman y Abdallah Abu Rahma.  Consignas también condenaron la ocupación y el Muro, la causa principal de esta ola masiva de arrestos, exigiendo justicia por el pueblo palestino.

Se unieron a la protesta frente a Ofer apoyantes de ’48 (nombre popular dado a la tierra palestina quitado en 1948), entre ellos el miembro del Knesset Mohammad Baraka, exigiendo la libertad de Jamal y los demás presos ‘anti-Wall’.  Juntándose cerca y visibles a los demás en el otro lado pero separado por un retén militar, se unieron a sus homólogos cisjordanos, exigiendo la libertad de todos arrestado en la lucha contra el Muro y todos presos políticos.
Se mantuvieron los manifestantes frente al complejo durante varias horas antes de dispersarse.
Hoy en Ofer, las audiencias de tanto Mohammad y Abdallah están programadas, y las protestas seguirán.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s